50 años de Liderazgo

MENSAJE DE NUESTRO SOCIO DECANO

Tuve el privilegio de formarme con Gerardo Cansino Arrué y Mario Casanova, ambos, socios fundadores del estudio. Mis maestros.
Amén de la formación profesional específica, vivi desde su origen “el estudio”, ese proyecto que significaba una particular visión empresarial del ejercicio profesional, que trascendía la tarea jurídica para abordar la abogacía desde la premisa de la generación de valor, la búsqueda de la excelencia y un inquebrantable compromiso con los intereses representados.
De aquellos maestros aprendí, entre los muchos legados que dejaron, concepciones definitorias: pasión, compromiso, formación, excelencia, compañerismo, lealtad.
Hoy reconozco, como uno de nuestros más importantes logros, haber entendido desde el inicio que no podría concretarse con éxito, un proyecto como el que soñábamos, sin la integración de un equipo a la altura de las circunstancias.
Se presentó claro que la trascendencia dependía –justamente- de trascender a las individualidades de hoy para definir el proyecto de mañana, y así poder siempre reinventarse con fuerza y vida propia, crecer, evolucionar.
Cada uno de los socios que conforman CM&S nos elegimos recíprocamente en este concepto. Cada uno de los abogados que eligen trabajar junto a nosotros comulgan con esta idea.
El estudio se vive puertas adentro con impresionante alegría, incluso en la seriedad que el difícil arte de al abogacía requiere, un clima de trabajo que nos inspira y que revela lo mejor de cada uno de nosotros. Día a día renovamos ese voto silencioso de ser diferentes.
El reconocimiento de los clientes, principio y fin de nuestra actividad respalda estas breves letras de presentación. Quienes se han formado en el estudio y por distintas razones han tomado un camino por fuera de él l, reconocen con orgullo el haberse formado en CM&S.
No escapa a nuestra actividad profesional el compromiso con universidades, colegios profesionales, fuerzas vivas de la ciudad, asociaciones sin fines de lucro, docencia interna y externa.
50 años de permanencia y evolución constante, como estudio jurídico, con multiplicidad de incorporaciones destacables, hablan por si mismo de la conceptual diferenciación en nuestra actividad.
Los clientes que confían en CM&S saben de nuestro compromiso integro con ellos, cuando llegan a nosotros saben que están en su casa. Así lo demuestran, así nos reconocen.
Ese legado del cual soy custodio, junto a los socios, asociados, abogados y equipo de CM&S es el que nos esforzamos por trasmitir. Me enorgullece afirmar que es un objetivo ampliamente cumplido.

Mensaje

Código de seguridad:

Escriba los caracteres de la imagen de arriba